Reseña | Los príncipes azules también destiñen de Megan Maxwell


¡Eterilina returns!

Hoy os traigo algo más que una simple entrada. Como esto de reseñar libros está ahora muy en boga voy a ir más allá… Siempre he sido de las que reconocen que para gustos los colores (y nunca mejor dicho porque hay demasiado en este libro del que os voy a hablar). A mí, puntualmente, me gusta leer alguna que otra “humilde opinión” de otros readers pero no es que me fie mucho de otras opiniones que no sea la mía propia. Vale que a mis casi veintitrés otoños no he leído veinte libros en un mes ni nada por el estilo pero es que me gusta saborear el contenido la verdad. Eso sí… Puedo empezar cuatro a la vez y que ninguno me enganche como para elegir cual acabarme primero (tengo un bloqueo lector un tanto preocupante últimamente). Creo que no ha llegado ese libro que me enganche de nuevo a la lectura, y si leer mi libro favorito o el que mejor dicho me inició en este mundo no me soluciona nada es que esto es muy GRAVE. Quitando todo este discurso que ni yo misma me lo tragaría ¡DENTRO RESEÑA!




Básicamente como tampoco tengo unos parámetros establecidos voy a ir directa al grano. Como suelo ser yo habitualmente. Sincera, clara y concisa. No me ando por las ramas. Lo que sí sé a ciencia cierta, porque os he dicho que no me guio mucho por los sentimientos lectores de los demás pero sí que he leído alguna que otra reseña o book review porque me gusta conocer lo que cree o piensa otra persona (soy demasiado respetuosa en eso; puedo respetar pero no compartir claro está), es que al final de todo esto se da unas puntuaciones que yo no entraré en ellas. Mi “calificación” va a ser escueta: sí, tal vez o no. Así definiría yo este libro. Y aunque me duela mucho en el alma porque el primer libro que me leí de Megan Maxwell fue un abrir y cerrar de ojos; he de ser dura y reconocer que este ha sido un cerrar los ojos directamente. En mi opinión es un TAL VEZ, con un NO a continuación. ¿Por qué? Simplemente por el hecho de que en algunas ocasiones se me hace muy pesado. Entiendo que Maxwell tenga que desarrollar el libro con toda la parafarnalia que se le pase por la cabeza, también entiendo que tenga que ponernos un poco/demasiado en situación; pero de ahí a estar continuamente acompañando los párrafos y páginas de repeticiones sobre la misma historia… ¡Y qué decir cuando los propios protagonistas andan quejándose de su propia vida constantemente! Agggrrr, los mataría con mis propias manos. He de reconocer que el estilo de Megan acaba atrayendo porque es ligero, sencillo y rápido. No mete demasiado tecnicismo de por medio que haga que tengas que parar, buscar y encontrarle sentido a la frase; pero sí que a veces se pasa de “colegueo”.

Los protagonistas de la historia son Sam y Kate, pero por otra parte están Terry y Michael que son creo que la guinda del pastel. Al final de hecho me acabé enganchando más a tío Michael y tía Terry que a los propios protagonistas de la historia… Hecho que no me gusta porque quienes son protagonistas deben ser de principio a fin. A mí eso de mezclar parejas y rollos varios nanai, no va nada conmigo. Por último nos encontramos a personajes como Sasha, Tommy, Ollie, Cat y por último a la abuela Serena (y que Dios la guarde en su gloria porque bien es cierto que el nombre le viene al pelo). Michael, Kate y Sam son abogados de prestigio, Terry una alocada fotógrafa, viajera y vive la vida (una Hakuna Matata como digo yo) y Shasha, Tommy, Ollie y Cat los “niños” (que a veces he creído incluso que ellos se expresaban mejor que yo, tal cual hace que interactúen entre sí y con los adultos) que están en constante persuasión porque las parejas no se separen.




Para no spoilear demasiado os diré que el libro básicamente se desarrolla en un ambiente de infidelidades, broncas/peleas/celos, constantes vaivenes amorosos y mucha mucha pastelosidad, ¿cómo no iba a haber de esto si Megan Maxwell se mueve en este género literario?

Creo que ha quedado clara mi postura en cuanto a qué me ha parecido el libro, si lo recomendaría o no e incluso os he intentado introducir un poco en la trama de la historia. Eso sí, también he de reconocer que la autora nos deja con el caramelo en la boca hasta el final porque llega un punto álgido del libro en el que crees que ya está “todo el pescado vendido” pero lo que me gusta de ella es que te lo envuelve como el ovillo de un gato y acaba dando un giro al final de la novela que es lo que más me gustó. El principio y el final creo que han sido los momentos más “especiales” para mí. El desarrollo llegó a cansarme un poco. Son unas 379 páginas que yo las habría resumido; aunque no sé yo si la esencia del libro habría seguido acompañando sus páginas.

En la próxima entrada os hablaré de una película que gracias a mi chico pude ver (aunque soy un poco sensible y no me van demasiado las escenas de sangre, acuchillamientos y “rebanamientos” como digo yo) y que me gustó muchísimo el final. Es un estilo a “Un ciudadano ejemplar”, pero ésta sin duda es muchísimo mejor aunque yo me quedaría con ambas.

Como anécdota he de confesaros que escribía esta entrada mientras me encontraba tranquilamente en mi habitación, sentada en la cama, escuchando música y maquetando el post y de repente miro hacia mi izquierda y encuentro una cucaracha mutadora (porque volaba) a las dos de la mañana irrumpiendo en mi cuarto… He de reconoceros dolorosamente que odio los insectos pero sobre todo este tipo de bicho que no sirve para nada sino para hacer que saltes de la cama cual loca de manicomio. Obviamente desperté a mis pobres compañeros de piso a esa hora para que me ayudasen a exterminarla pero no ha sido hasta hoy (porque no pude publicar anoche esta entrada) a las nueve y media de la mañana cuando he conseguido entrar en mi habitación (obviamente no he dormido ahí esta noche) y me la he encontrado muerta (era lo más normal después de ambientar mi dormitorio con insecticida)



7 comentarios:

  1. Creo que este libro tiene pinta de estar muy bien, sin duda alguna.
    Ya había visto algunas reseñas del libro, pero nunca me había llamado la atención mucho... Ahora que estoy en búsqueda y captura de libros nuevos que leer, creo que este entrara en mi lista de lecturas de verano!

    Madre mía... cucarachas voladoras las peores. A mi me pasó una vez algo similar. Me desperté a las 6 de la mañana para ir a mi primer día de clase de ese curso y había una cucaracha encima de mis sabanas... Menudo primer día!

    Buena reseñas!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Carol!
    Pues esta autora tengo libros pendientes, peor su nombre tan yankee no me atrapa para leerla.
    Me gusta como ironizó el nombre del libro con lo que en verdad es. Y tu reseña me ingesta dudas aún. Lo evaluaré segun mis tiempos y mis otras lecturas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola :3 es la primera vez que paso por tu blog y me encanto, ya te sigo. La verdad es que soy fanática de esta escritora, me encantan sus historias me entretengo mucho leyéndolas, definitivamente me leeré este libro, te invito a pasar por mi blog si quieres un abrazo <3

    ResponderEliminar
  4. He escuchado mucho de la autora, pero jamás he leído nada de ella, creo que sería una buena ocasión para darle una oportunidad(: Bonito blog, ya te sigo(:

    Mi blog: http://cutevintagediary.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  5. Holaa
    Sinceramente dudo mucho en que pueda interesarme este libro así que ^^
    Ah pero eso si, me gusta mucho la imagen con los protas que hiciste *-*
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo en la lista de pendientes, así que lo leeré muy pronto :)
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Pues a mi me gustó mucho, además con el principio lo pasé muy mal y ya me dejó atrapada a partir de ahí.
    La historia de Terry y Michael es preciosa y deseas saber más de ellos.
    En fin, para gustos colores!! Megan es una de mis autoras favoritas y de sus libros me gustan todos, aunque unos más que otros, claro.
    Nos leemos!! ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar