Educapeques | La importancia de la lectura

Hoy vengo a traeros algo nuevo. No innovador pero sí reflexivo y es que estar de prácticas en un colegio me está dando demasiado feedback para estar aquí hablando hasta mañana. Por quien no lo sepa (que aunque tampoco me gusta que se sepa toda mi vida por estos lares) soy futura docente de Educación Primaria y como buena estudiante que me considero me gusta analizarlo todo al dedillo y hoy os vengo a hablaros de la importancia de la lectura.

La lectura es, bajo mi punto de vista, el papel fundamental para el conocimiento. No hay conocimiento sin lectura y viceversa. Pero ¿qué ocurre cuando nos obsesionamos en que nuestros hijos/as tienen que saber leer bien y rápido? Pues que el resultado, queridos amigos, puede ser bueno o podemos frustrar a ese niño o niña al que tenemos que apoyar desde que se levanta hasta que se acuesta porque ¿a quién no le gusta que le digan palabras bonitas? A todo el mundo por supuesto; pero a los niños más. 



Si os dais cuenta ellos están continuamente queriendo recibir por vuestra parte un apoyo, un cariño o como se diría en psicología un refuerzo positivo. Hace cosa de cuatro años o así me leí el libro de Brújula para navegantes emocionales de Elsa Punset donde enseñaba a los padres como debían de comportarse con sus hijos, de qué manera tendría que ser su imposición ante ellos y los efectos de ser unos padres pasivos, asertivos o agresivos. Queridos lectores entiendan que no es necesario leer un libro para saber si se está haciendo bien o mal, el comportamiento de tu hijo ante ti es más que suficiente para conocer si estás actuando correcta o incorrectamente




Después de esta pequeña o gran introducción vuelvo a lo que iba: la lectura. Como todos sabréis no es fácil ser blogger y no morir en el intento por recomendar un libro u otro por ello gracias a algunas editoriales (de lo que os hablaré próximamente) voy a tener la oportunidad de colaborar con ellas y documentarme en cuales son, para mí, los mejores libros de lectura que me voy encontrando a mi paso; porque el hecho de que esté colaborando con una editorial no significa que tenga que pedir libros de lectura para adultos de género intriga, romance, acción, distopías, etc. Me niego a colaborar para pedir libros de esos y pasar por alto el hecho de que como futura maestra he de fomentar los libros más divertidos, con más valores y enseñanzas que vaya encontrándome a mi paso y eso no será de otra forma que leyéndolos yo misma por ello abro esta sección Educapeques para aquellas personas que como yo les encanta leer cualquier tipo de libro para el público que sea. De hecho lo único que leo no son novelas sino obras como las de Paulo Freire, del que próximamente me beberé La pedagogía del oprimido, u otros autores de la psicología y la enseñanza como pueden ser Piaget, Vygotsky, etc. Vale que no son mis mejores lecturas pero no está demás conocer libros pedagógicos y didácticos que te enseñen como desenvolverte en el aula. 


Para que entendáis el significado de esta sección aquí va la razón del porqué creo que es MUY IMPORTANTE hacer hincapié en lo que os estoy contando. Todo se ha desarrollado por el hecho de que estoy comprobando que en colegios particulares se aboga más porque el niño lea más palabras que por el hecho de que comprenda lo que lee. O simplemente se le pide que lea rápido, bien y además que lo comprenda. Señores mío, a mí me cuesta de una pasada enterarme de lo que estoy leyendo cuando lo leo a una velocidad que mi cerebro no alcanza a entender; sin ir más lejos cuando leo la teoría de una asignatura que imparten en la Universidad sobre Ciencias Experimentales yo necesito leer el mismo párrafo o la misma página como unas dos o tres veces porque no soy perfecta y de una pasada, sabiendo lo espesa que estoy en esa materia, no puedo darle sentido a todo. Es decir aquí hay dos dilemas muy grandes ¿leer rápido o leer bien? o ¿leer rápido o comprender? Sé que por aquí por la blogosfera hay mucha maestrilla y maestrillo así que quiero que me respondan, aunque no sea obligatorio, qué método escogerían ellos porque realmente necesito saber que no soy yo la única que piensa que más no siempre es menos. Menos y bien a veces es la mejor solución. Y creo que me estoy desbordando un poco con este tema que de hecho creo que incluso puedo causar algún que otro tipo de revuelo, que no es mi intención desde luego, pero necesitaba exteriorizar esta problemática interior que me iba acompañando desde hace varios días. 



Por si alguien no lo sabe la educación finlandesa es la pionera por sus escuelas y sus métodos didácticos y educativos. De hecho los niños no empiezan a ir a la escuela hasta los 7 años, cosa que algunos compartirán y otros no, y es a esa edad cuando empiezan a aprender a leer, a hacer cálculos, etc. Cuando llegas a un colegio español los niños pasan de Infantil a Primaria sabiendo ya leer, ya sea porque sus maestras de infantil les han estado enseñando, o porque en casa el buen hábito de la lectura prevalece y ¡aquí quería yo llegar! El hogar, nuestro hogar, tiene que ser nuestra fuente de riqueza. De ahí es de donde tenemos que aprender los buenos hábitos. Sí, es bueno trabajar el cuerpo pero es INDISPENSABLE entrenar la mente, el cerebro y sus derivados. De hecho me viene al dedo la siguiente reflexión de Albert Einstein:

Si quieres un adulto con un pensamiento creativo, de pequeño cuéntale cuentos, si lo quieres además sabio, cuéntale más cuentos. 
¿Comprendéis ahora a lo que me refiero? Quiero hacer un llamamiento desde este pequeño rinconcito en la importancia de fomentar la lectura desde casa. Que los niños no lleguen con un sabor amargo al colegio y que cuando les manden a leer en público se sientan intimidados o provoquemos en ellos el miedo por equivocarse, ¡errar es de humanos! Enseñémosle el sabor de la confusión y la destreza de la resolución. 



He estado utilizando imágenes de la película Matilda porque creo que a día de hoy es en la que más se reflejan esos padres agresivos, indiferentes a los gustos de su hija que prefieren que vista bien a que sepa leer y por consiguiente a tener una cultura. Quien no haya visto esta preciosa película que la vea porque de verdad merece mucho la pena. Quizá no sea de las que más enseñan pero sí de las que más llegan al corazón

Espero que este post os sirva para reflexionar si tenéis pequeños cerca de vuestro entorno. Que no vean los libros como algo obligatorio sino como un viaje entre páginas. 

¿Conoces algún libro infantil que has deseado recomendar siempre?
↓ ¡ESCRIBE SU TÍTULO ABAJO! 


10 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! No soy profesora, ni tengo hijos tampoco, pero estoy muy de acuerdo contigo en todo lo que dices. El hábito de la lectura tiene que empezar desde dentro, desde la casa donde los niños viven. Cuando los niños son pequeños, todas sus referencias giran en torno a sus padres, quieren hacer todo lo que hacen sus padres para ser como ellos porque los admiran (al menos por regla general...). Seguro que gran parte de mi amor por los libros tiene su origen en que desde que era muy pequeñita he visto a mi padre siempre con un libro en las manos. Cuando fomentas la lectura en casa, el niño te va a pedir libros sin ser una obligación. Además, como bien dices, leer cuentos a los niños desde que son pequeños, desde que aún no saben leer. La verdad es que ahora mismo no se me ocurre ningún titulo infantil, pero me ha gustado mucho tu reflexión y me da la sensación de que vas a ser muy buena profesora :) ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu entrada sobre fomentar más la lectura, y has elegido la mejor película que lo refleja *-*
    Ahora mismo te recomendaría Peter pan, sin duda es un libro genial :3

    Nos leemos ♥
    http://diariopelorricen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gran verdad guapa!
    ¿Qué te voy a decir yo?

    Sabes que soy maestra de Infantil, actualmente con clase de 5 años y empezando a leer con ellos, o por lo menos intentándolo. Es cierto que necesitamos ayuda desde casa, es la principal fuente de información que tienen los niños y en 5 horas que están en el cole no se puede aprender todo.
    También es cierto que hay veces que "nos" fijamos en cuánto leer y no en cómo, aunque yo ahí discrepo de muchas compis. Yo miro calidad y no cantidad. Pero bueno, es mi opinión.
    También te habrás dado cuenta que los maestros no somos los que éramos, casi no nos tienen en cuenta y mira que siempre queremos lo mejor para los niños/as. Por suerte no siempre pasa, pero una quisiera que muchas cosas no fueran así.

    Te doy la enhorabuena por tu post, tus sección y nos leemos. Además yo tengo mi sección "roma peques" con cuentos para los peques, sin duda no puede faltar en las manos de un niño/a.

    Un besote =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como libro te recomiendo Elmer. Se lee en Infantil pero en Primaria no estaría mal. Trata de aceptarse como uno es y no querer ser como los demás. =)

      Eliminar
  4. Hola guapa!! Me ha encantado como escribes de verdad, y la forma en la que te expresas.
    Yo creo que en el colegio machacan un poco la verdad, almenos en el mio, desde P-3 ya me obligavan a leer, y me gustaba, pero todos los niños decían que vaya rollo leer, que si no se qué... Hay que buscar libros que a los niños les sean entretenidos, y no se aburran leyendo.
    Yo tengo claro que a mis hijos les leere cuentos, para que se vayan iniciando en este mundo de la lectura.
    Y yo creo, que desde casa, tienen que hacer que el niño lea aunque sea un poquito, ya que leer es fundamental. Da igual si el niño lee rápido o lento, como bien dices tu, todos somos humanos y todos nos equivocamos. Nadie tiene que reirse de que si lees mejor o peor.
    Y por último, estoy en lo mismo que tu, cuando leo, aveces tengo que leer dos o tres veces la página, ya que no me entero.
    A mi me encantaron en primaria los libros de Geronimo Stilton, y los de Pequeño Nicolás.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  5. hola guapa!
    Me ha encantado el post, de que sirve leer rápido y no enterarte de la mitad también les pasa a los adultos quizas porque sean habitos que arrastran desde pequeño. En general creo que a los niños muchas veces se le exige demasiado y olvidamos que son niños y que poco a poco tienen que ir adquiriendo unos hábitos, conocimientos y enseñanza tanto la que se da en el cole como la que se da en casa, que esos muchas veces los papis lo olvidan.
    Besos.
    Mis Momentos De Relax.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    A mi madre no le gustaba mucho leerme cuentos. Para que nos vamos a engañar. Pero, porque no le gustaba leer en voz alta. Pero, ella si era una gran lectora. Y con un cuento me enamoró de la lectura. Ahora es raro vernos a las dos acostadas en la cama sin un libro antes de dormir.
    Los libros, son los que nos enseñan a soñar. Pero, hay que buscar los libros adecuados para cara niño.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa! estoy muy de acuerdo contigo!!
    Desde peque me encanta leer y espero que mis hijos tengan ese mismo afán por la lectura.
    Pero creo que hay que elegír bien cada libro dependiendo de cada edad.
    Un besito enorme!!

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Yo te puedo contar mi experiencia reciente. Para mí, es siempre mejor comprender que leer más páginas. Por motivos varios de la vida en los últimos 4 meses me he visto dando clases. A la primera niña que le daba clase (eran particulares) tenía 12 años, estaba en 1º de la ESO y leía con una fluidez que asustaba pero no entendía ni papa. Cunado leíamos historias para niños de 9 años (supuestamente 3 años por debajo de su nivel) y después comentábamos la historia apenas sabía lo que acababa de leer. Esto tenia el punto negativo que en otras asignaturas, la niña tenía muchos problemas porque ¿cómo vas a hacer un problema si no entiendes el enunciado? ¿o como vas a saber si algo es verdadero o falso si no puedes sacar la información del texto?

    Mi segunda experiencia ha sido en un colegio para niños con problemas de aprendizaje en UK. Aquí he visto de verdad el problema que supone tener un mal nivel de lectura. Muchos de mis alumnos tienen problemas de dislexia o cosas parecidas que hacen muy complicado por ellos leer y ya no digamos escribir. Todos los días, tenemos una clase solamente dedicada a hacer actividades relacionadas con la lectura y hace unas semanas, en una de esas clases me di cuenta de que una de las niñas leía su libro (lo había traído de casa) con bastante soltura.Pero después, prestando atención, me di cuenta que no estaba leyendo, que se sabía el libro de memoria y fingía leer. Nosotros, como profesores, habíamos visto que la niña leía bien y no le habíamos dado más vueltas (para una que teníamos jaja) pero ella nos había ganado a nuestro propio juego y había encontrado la forma de fingir que leía sin tener que hacerlo.

    Con todo este rollo, lo que te quiero decir es que por los menos con mis alumnos, no me importa que lean sólo una hoja si al menos entienden lo que están leyendo. De lo contrario, podrían estar recitando palabras sin sentido y les serviría para lo mismo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola! Les cuento brevemente mi historia. Cuando tenía cinco años mis papás tuvieron serios problemas económicos y no teníamos dinero para libros, apenas nos alcanzaba para vivir. En la escuela nos daban muy poco de literatura porque había que aprender a leer con frases sueltas como "mamá amasa la masa" y si nos daban literatura era aburrida y nos pedían que identifiquemos verbos, adjetivos, los personajes principales. De grande tuve la suerte de empezar a leer literatura de la que me gustaba, de encontrarme con grandes libros tanto para adultos como para niños. Como futura docente de primaria empecé a leer libros infantiles y a recomendarlos en http://arteeinfancias.blogspot.com.ar/ porque no quiero que les pase a los niños lo que me pasó a mi: perderme historias como las de Roald Dahl, por ejemplo. La literatura es para disfrutar, para entrar a un mundo donde no tenemos acceso o para ver nuestro propio mundo desde otra perspectiva. La literatura para mi tiene que ser entretenida, tener calidad literaria (en cuanto a expresiones, imágenes, recursos retóricos), sin forzar una bajada de línea moral. Ya de por sí nos tenemos que poner en el lugar de otro personaje y eso es reflexivo, es conectarnos con otras emociones. No es que no voy a enseñar sujeto y predicado, pero mejor hacerlo con textos expositivos. ¿Se imaginan buscar sujeto y predicado de Marianela de Pérez Galdós? ¿Por qué pedirle hacer eso a los niños?
    Por último, recomiendo el libro de Matilda de Roald Dahl que es superior a la película (suele pasar). Y Un pez es un pez de Leo Lionni.

    Saludos desde Argentina!

    Pd: AH, me olvidaba. Para la comprensión literaria creo que es mejor armar una ronda donde los niños recomiendan sus historias, de esa manera empezarán a utilizar argumentos y construir sus propios criterios como lectores.

    ResponderEliminar