Educapeques | Los monstruos grandes no lloran de Kalle Güettler

Título: Los monstruos grandes no lloran
Autor: Kalle Güettler, Rakel Helmsdal y Áslaug Jónsdóttir

Año: 2014
Páginas: 32
Sección: Álbum
Editorial: Sushi Books (Web)
ISBN: 9788415920298

Sinopsis: A Monstruo Pequeño todo le sale genial. En cambio, Monstruo Grande es tremendamente patoso. Monstruo Grande se pone cada vez más triste, pero ¿qué puede hacer? Todo el mundo sabe que los monstruos grandes no lloran…






Hoy vengo con uno de esos libros que enternecen a cualquiera y que es para todos los públicos, pero sobre todo para los más pequeños. Un cuento en valores. Para quien no lo sepa, o no lo haya pensado, un cuento en valores aporta al niño una visión de su entorno. Este tipo de historias le ayuda a nuestros pequeños a que no hagan a los demás lo que no les gustaría que le hicieran a ellos mismos y creo que un cuento de tales características debe serles leído por razones obvias.

No tuve la oportunidad de leérselo a mis niños pero supongo que tendré algún momento en mi vida para narrárselo a algún pequeñajo.

Los monstruos grandes no lloran cuenta la historia de dos amigos: monstruo grande y monstruo pequeño. Monstruo grande siente una inmensa pena porque monstruo pequeño siempre lo hace todo bien. Dibuja bien, no comete faltas de ortografía, sabe leer bien, piensa rápido, etc. Monstruo grande se siente inferior a monstruo pequeño porque éste lo hace todo asquerosamente bien pero un día cuando estos dos personajes van a nadar monstruo pequeño se ríe del papá de monstruo grande y es cuando éste rompe a llorar. En ese momento ocurre algo que monstruo grande no se imagina: monstruo pequeño no sabe nadar. Exacto, monstruo grande siente en ese momento un gran alivio porque él sabe hacerlo perfectamente y dedica todo su tiempo en enseñar a nuestro pequeño personaje a aprender a nadar. 

- Te ríes de mi papá, siempre lo sabes todo, dibujas genial, escribes sin faltas, sabes leer bien y piensas rápido ¡Pero a mi todo me sale fatal!
Ahora monstruo pequeño dice en voz baja:
- No, hay cosas que no sé hacer. Querido monstruo grande, por favor, me enseñarías a nadar?  

El cuento a pesar de que es cortito tiene esa lectura entre líneas que me encanta. Este fue uno de los libros que pedí a la editorial y no me arrepiento de haberlo hecho. Creo que todos deberíamos tener cuentos que enseñasen a nuestros pequeños el sentido de la amistad y de cómo ellos mismos pueden aprender los unos de los otros sin necesidad de estar compitiendo entre sí. Es un aspecto que creo que no se debería trabajar en la escuela: la competencia. A mi, personalmente, es uno de los valores que yo creo que deberíamos transformar para hacer una sociedad empática y menos guerrillera. No estoy nada de acuerdo con la frase el fin justifica los medios porque hay veces en que los propios medios deshumanizan al ser humano. Desde pequeños aprender que nadie es mejor que nadie y que solo tenemos actitudes o aptitudes que nos hacen destacar en una materia u otra; o mejor dicho, como bien recoge Elisa Mª Reyes Vargas en su libro Inteligencias múltiples en Educación Infantil potenciar las 8 inteligencias múltiples para hacer de nosotros personas más competentes. 


A continuación os dejaré algunas imágenes para que veáis lo bonitas que son las ilustraciones. Lo conseguidas que están y lo que transmite cada una de ellas. 

Como podéis comprobar el uso de diferentes fuentes le da mayor diversión a la historia



Creo que este cuento aporta también a los mayores una visión sobre la solidaridad que creo que todos deberíamos tener despierta. Un claro ejemplo de ello es como entre uno y otro se apoyan mutuamente para conseguir mejorar en lo que flaquean en vez de sacar nuestro orgullo y negarnos a aprender por el simple hecho de que otra persona es más competente en ello. 

En definitiva Los monstruos grandes no lloran se trata de un cuento que busca despertar la concienciación de nuestros pequeños tanto para ayudar como para ser ayudados. 
Con un mensaje bastante claro:

Si algún día me vuelvo a poner triste... ¡Sé que los monstruos grandes pueden llorar!


2 comentarios:

  1. Oooohhh chiqui, qué bonito debe ser!!!
    Lo apunto!!
    Me voy a arruinar con los cuentos, todos me gustan y les veo algo. Y si encima tiene valores, más.
    Ya sabes lo importante que es enseñarle eso a los peques.

    Esta semans tengo sección "roma peques", pásate que puede que te guste el cuento que presento.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Oiins... ¡la frase final es un amor! Sin duda, lo añado a mi lista de libros que leer con mis niños en clase cuando sea maestra ^^ ¡Muchas gracias por descubrírmelo!
    Un abrazo enorme futura compi de profesión :3

    ResponderEliminar