Reseña | Alguien que no esperas de Olivia Kiss

porta
Título: Alguien que no esperas
Autora: Olivia Kiss
Año: agosto de 2017
Páginas: 190
Género: romántica/comedia
ASIN: B074P7FWXB
Comprar aquíAmazon
Sinopsis: Una comedia romántica sobre la amistad y el primer amor.
Patrick y Maya son amigos desde niños, a pesar de sus muchas diferencias. Él está acostumbrado a la popularidad en el instituto y a ser el centro de todas las miradas. Ella, por el contrario, es poco dada a ir a fiestas y está muy centrada en sus estudios. Pero, cuando están a solas, encajan de un modo perfecto.
Sin embargo, años después los dos han cambiado y cuando se reencuentran de nuevo al terminar la universidad en el pueblo donde crecieron juntos, Patrick descubre que Maya va a casarse. En teoría la noticia debería haberlo hecho feliz, pero no es así, ¿qué es lo que está ocurriendo?, ¿siguen siendo solo amigos...?

Hace pocos días me encontré con esta novela en formato digital y dije ¿por qué no? Cumplía todos los requisitos que tiene que cumplir ahora mismo una novela. Corta, fresca y, por supuesto, con una bonita portada. No conozco a Olivia Kiss, de hecho si he leído algo suyo no me suena o no lo recuerdo así que podría decirse que me estreno con ella.
Para todos aquellos que no sepáis cuáles son mis lecturas o qué es lo que voy haciendo en el día a día podéis seguirme en Instagram - buscando @eterilina22 - y así os enteráis de todo pequeños cotillas.
Sin más dilaciones, me pongo manos a la obra para presentaros a unos personajes que perseguiremos desde que son niños hasta su adultez.

¡DENTRO RESEÑA!

    Portada y título: la portada me atrajo desde el primer momento en que la vi. Me hizo muchísima gracia el cucurucho con función de jarrón. Además. tiene un aura que me embriagó por completo. Esa tonalidad de rosas que van en sintonía con la fuente. El título me descompuso por completo. No sabía lo que me iba a encontrar entre las páginas de esta novela pero me aventuré a saber lo que escondían estas palabras. Llamadme loca pero me gusta buscarle sentido a los títulos de las obras de todo escritor/a. Sin embargo, no os voy a desvelar nada. Tendréis que sed ustedes mismos los que le debáis encontrarle su conque.


    Estructura interna: sus 190 páginas eran la excusa perfecta para acoger esta novela. Además, no conocía a la autora por lo que he ido a tientas. La obra dispone de 25 capítulos más un epílogo. Estos capítulos no tienen título sino que están separados numéricamente y, lo más importante, en cada uno de ellos se nos aclara la edad que tienen los personajes en ese momento. Obviamente la de los protagonistas y no la de otros. También hay un salto en el tiempo en el que se nos deja de concretar la edad, este ocurre a partir del capítulo 9 donde los personajes principales tienen 22 años.
La historia es narrada en tercera persona y ocurre en Hood River, una pequeña población que contaba con poquísimos habitantes, situada en Oregón.

Divisó al fondo un corrillo de sus compañeros de clase que también habían venido al baile sin pareja. Brian, Edna, Craig y Luke eran, junto con Maya, los más listos de la promoción. Siempre se preguntó que por qué ser listo e impopular era algo que estaba casi relacionado. No era justo.

    Trama: trama, trama, lo que se dice trama; no tiene. No es que no ocurra nada pero básicamente se podría decir que todos los hechos que se narran giran entorno a un romance, que en ocasiones parece imposible, entre nuestros dos protagonistas: Maya y Patrick.
La familia Ward - Kevin, Shana y Pat - dejan la gran manzana para instalarse en Hood River y es allí donde les dan la bienvenida los Baker - Josh, Sofie y Maya -. La relación amistosa de estos comienza a los diez años. A priori, se llevan como el perro y el gato, pero conforme pasan los años crean un vínculo indestructible gracias al kitesurf - deporte que se practica en el agua y en la que se necesita una tabla, una cometa y grandes olas -. Sin embargo, cuando cumplen 18 - la edad que para ellos fue maldita - se separarán. El oficio al que quiere dedicarse cada uno de ellos son completamente distintos. Maya, quiere ser paleontóloga y Patrick se decanta por el marketing y la dirección de empresas.
Nuestra fémina, antes de visitar la Universidad de Oklahoma y después de que el día anterior sintiera que estaban jugando con sus sentimientos, tomó una decisión que le beneficiaria a ella y que perjudicaría a todos los que se encuentran a su alrededor: desaparecer de Hood River durante los cuatro años que le esperaban estudiando sin la intención de querer volver allí mientras Pat permaneciera en él. Los padres de ella no pudieron verla hasta que cumplió los 22 años y Patrick, estaba deseando que volviera para rememorar aquellos momentos que pasaron antes de que cada uno tomase su camino; pero nada fue igual. Maya había cambiado, él había cambiado y su reencuentro no fue el que Pat imaginó durante todos esos años. Maya estaba comprometida y Patrick, que esperaba poder retomar lo que el último día que se vieron dejó a medias, seguía recordándola como su gran amor. Augustus era quien iba a hacerse con el amor de Maya y eso no podía ocurrir. No mientras Patrick estuviera en Hood River y pudiera evitarlo atrayendo nuevamente a Maya, haciéndola revivir todo lo que sintió por ella y que estropeó un día antes de que se marchase para no volver.

Se sentía nervioso, con esa emoción que te invade antes de abrir un regalo que tienes la certeza de que te va a gustar. Habían pasado solo dos segundos desde que Patrick llamara a la puerta y ya estaba ansioso por ver cómo estaría de guapa.

    Personajes: sin lugar a dudas, Maya y Patrick. Todos los demás están de más aunque os hago un pequeñísimo y escueto resumen. Los padres de Maya, Josh y Sofie, unos locos por las fotografías y que idolatran a su hija. Los padres de Patrick, Kevin y Shana, unos obsesos por la comida sana, que echan de menos Nueva York y que tienen a su hijo como si fuera un niño prodigio. Lucas Frederick, un picaflor y socio de Patrick cuando estos quieren montar su propia empresa de kitesurf. Sonia, amiga de la Universidad de Maya y que está ahí siempre que esta la necesita. Augustus, al que yo mejor llamaría Angustias, futuro marido de Maya y que tiene el ego por las nubes - yo, después yo y otra vez yo -.
Maya es una chica a la que no le gusta salir excesivamente. Es alérgica a las fiestas - ¡me he sentido taaaan idenfiticada! -, le gustan los unicornios y coleccionar fósiles. Con solo diez años dispone de toda madurez que cualquier adulto envidiaría y conforme va creciendo no es notoria una evolución en ella ya que desde los inicios no ha dejado que nadie juegue con sus sentimientos y es lo bastante independiente como para huir de todo aquello que le hace mal.
Patrick, nuestro latin lover, con diez años es un niño muy educado y que pone buenas caras delante de sus padres, porque la educación para estos es lo más importante. Sigue a rajatabla la loca dieta que le impone su madre, construye maquetas que son más altas que él pero, cuando descubre el kitesurf como estilo de vida, pasa de ser un pazguato - véase tonto, pavo, niño de mamá - a convertirse en todo un Don Juan que no deja pasar ni una sola oportunidad ni chica. En este si que podemos ver una evolución sustancial y sentimental brutal. Al principio es muy egoísta, pero conforme transcurre la novela se hace más humano y humilde. Ya no vive por y para él sino que se dedica a los demás. Su amistad con Lucas está por encima de todo, pero el amor que le tiene a Maya es más fuerte que todo lo demás. Cuando este se entera de que está comprometida, pensaríamos que hará todo para destruir su futuro matrimonio pero, no más allá de la realidad, nos sorprende ayudándola a escoger los regalos para los invitados, los manteles, centros de mesa y, por supuesto, el vestido de novia. Sin embargo, pese al conflicto interno que arrastra con respecto a sus sentimientos por ella, este se convertirá en un hombre de pies a cabeza que no se dará por vencido y con el único fin de recuperar el amor de la chica a la que no pudo olvidar hace cuatro años atrás.

El corazón de Maya latía cada vez más rápido, hasta que, de repente, un sonido fracturó ese momento que estaban compartiendo.

    Pluma de la autora: Olivia Kiss tiene la capacidad de escribir novelas con un vocabulario asequible haciendo que las lecturas sean fluidas y se lean de una sentada. Es la primera novela que leo de esta autora, y espero que no sea la última. La verdad que la manera en la que escribe la autora me gusta mucho, aunque si que es cierto que hay una serie de clichés pero en las novelas románticas parece que ya está todo escrito y que lo único que se puede hacer es regodearse sobre el amor, la purpurina, los sentimientos a flor de piel y las mariposas en el estómago. 

[...] encajaron a la perfección en ese abrazo. Muchas veces los elementos meteorológicos se unen para crear una tormenta perfecta, pues ellos dos eran los elementos para el abrazo perfecto.
Allí estaba. Esperando a Maya como hacía cuatro años. Era muy agradable esa sensación. La conexión entre ambos seguía intacta. Nada había cambiado, bueno, sí, ella. Patrick la encontró mucho más preciosa que cuando la dejó aquella mañana que tantas veces había recordado.

    Aspectos positivos y negativos: he calificado a este libro con 2 ⭐ en GoodReads - búscame por Carol Sanguez -. Sinceramente a pesar de tener los personajes bien delimitados no ha sido totalmente de mi agrado. Con lo poco que me quedo es con la evolución de Patrick y que los capítulos, por suerte, son cortos. Creo que es lo más positivo que puedo extraer de esta novela. Sin embargo para lo negativo tengo muchos sentimientos encontrados. La historia como bien os he comentado comienza con los protagonistas a la edad de 10 años. Los diálogos a esa edad son difíciles de redactar, y en este caso no me la he creído. No se diferenciaban correctamente, si no es porque la propia autora lo concreta, entre los diez, dieciséis, dieciocho y veintidós años. También, la historia en sí no tiene nada novedoso; solo trata el amor imposible entre dos amigos. La lucha entre la pérdida de la amistad vs la instalación del amor entre dos amigos. Y por último, el final. Ese es el punto más negativo. Seguramente a través de mi reseña sabréis perfectamente qué es lo que ha ocurrido y eso que me he dejado muchas cosas en el tintero. Además de que era obvio lo que iba a suceder en las últimas páginas, ¡adivinad! Siendo un libro tan cortito el transcurso de la historia ha sido creciente pero muy precoz el final. Tampoco me esperaba un gran giro en los acontecimientos pero si que tenía la esperanza de que el amor que había entre ambos se cociera a fuego lento. Además en el epílogo no se cuenta nada sobre qué es de ellos años más tarde sino que prosigue con lo acontecido al final. En fin, todo muy atropellado.

Se había enamorado de Patrick y le daba miedo que eso rompiese la magia que los unía.

    ¿Recomendado?: yo no es que no os lo recomiende, pero si buscáis algo diferente en el género romántico esta desde luego no es vuestra novela. Os hablo en base a esta obra. Quizá las demás son una maravilla, pero el amor entre Maya y Patrick ha sido un rifirrafe que ha durado mucho, para acabar como cualquier persona que leyese este libro se podría llegar a esperar.

En definitiva, Alguien que no esperas es la historia de dos amigos, Maya y Patrick, que se conocen por casualidad y que comparten una afición común, el kitesurf. Estos tendrán que separar sus caminos, reencontrándose años más tardes, haciéndole frente a una serie de situaciones que se vuelven incómodas para ambos cuando se percatan que la madurez y la personalidad del otro ha cambiado por completo desde la última vez que se vieron.

11 comentarios:

  1. Holaaa!! Yo lo vi hace poco, y la verdad es que no me llamaba nada la atención. Y ahora leyendo tu reseña creo que paso completamente. La trama como que no me termina de llamar. Gracias por la recomendación.

    Saludos ❤️

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La portada es preciosa, y sí me llama mucho la atención, aunque creo que no sería del todo de mi agrado si no tiene trama como lo mencionas. A menos, claro, que el romance me parezca realmente muy bonito y emocionante podría leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ohh siento que no te haya gustado demasiado porque a mi me tiene muy buena pinta y creo que le daré una oportunidad porque como tu bien dices es una novela cortita y como mi lista de pentienes está llena de tochos y sagas intercalaré su lectura con libros como este.

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocia este libro pero la verdad es que ya antes de leerte a ti no creo que lo hubiese leído ya que soy de historias más largas.
    Cuando busco libros de este tipo no me importa demasiado que no haya más trama que la historia de amor pero si quiero que esta esté bien contada y veo que este no cumple esta característica tan importante.
    Además, por tu reseña me quedo con la sensación de que tampoco se profundiza lo suficiente en los personajes así que lo voy a dejar pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!

    Pues así a priori parecía una novela disfrutona, de esas que se leen de un tirón y te hacen pasar una buena tarde. Pero veo que al final no ha sido todo tan bonito...

    Por lo que contabas veía ya algunos clichés, pero bueno...nunca se sabe si luego puedes encontrar una buena historia. Pero veo que no es para mí. Yo en la romántica, cada vez más, busco historias que me emocionen y no sean lo mismo de siempre porque sino me aburren. Así que este título lo dejaré pasar...no me convence.

    Besazos fuertes!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedaré aquí para ver más.
    Tenía dudas con este libro, pero después de haber leído tu reseña, lo descarto completamente, además de que no logra llamar mi atención completamente.
    Igualmente me gustó mucho el post.
    ¡UN beso y nos leemos luego!

    ResponderEliminar
  7. Vale, me ha llamado mucho la atención que en la novela se practique kitesurf! AMO todo lo que tenga que ver con el surf <3 Pero, sinceramente, las novelas románticas no son lo mío... Al ser cortita y decir que es fácil de leer puede que algún día le de una oportunidad. Pero en un futuro, porque por el momento hay como 50 libros que quiero leer antes y no me da la vida jajaja Ya nos contarás si finalmente lees algo más de la autora ;)
    Un abrazo enorme :3

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Pues no me suena la autora pero esta novela en concreto no me llama mucho la atención... ya he leído una historia similar recientemente y es lo que tu dices, ya sabes que esperar y aún más si es tan cortito. Quizá me animaría si no tuviera tantísimo pendiente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Yo también soy de buscarle significado a los títulos, en la mayoría de las ocasiones está relacionado, pero en otras sigo sin saber el porqué de ese título xD. La portada de esta novela me parece preciosa, y to tampoco conozco a la autora.
    EN cuanto a la trama o llamémosle romance, no me ha terminado de convencer. La verdad es que me cuesta conectar con los personajes o con la historia cuando el libro no llega ni a las 200 páginas, tiene que ser un libro donde la autora sepa compactar perfectamente todos los elementos. Encuentro que se trata de un libro lleno de clichés y a la altura en las que estamos prefiero un poco de más originalidad.
    Lo que más me ha gustado es que el libro esté dividido por edades.
    Para serte sincera no creo que lo lea, tu puntuación ha sido de un suspenso jejeje Aunque te ha gustado la pluma de la autora y tienes pensamiento de seguir leyendo más obras suyas.
    Pero por ahora prefiero libros de 5/5. Muchísimas gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Holaa! Mira que me gusta el género romántico pero este libro de entrada no me ha llamado mucho, la portada no me ha gustado como a ti y no sé. Además si dices que trama no tiene y que no está a la altura pues eso que me ahorro aunque tenga pocas páginas jaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola bonita, ya te conté en la entrada del sorteo que he vuelto y que me estoy poniendo al día con todos los blogs que sigo. Si bien la portada de verdad me gusta, el argumento no me convence mucho. Prefiero dejarlo pasar porque hay otros que me llaman mucho más.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar